Sexo, Viagra e Infidelidad en los Mayores de 60

 

En la década del ´90, cuando la falta de erección era un grave problema, apareció "la solución" frente a la impotencia: el Viagra, la píldora milagrosa. Su potencia y efectividad a la hora de tener sexo ha despertado devoción en los mayores de 60 por partida doble: ellos se sienten más fuertes y seguros mientras que ellas reconocen su atracción por la "magia" de la pastilla azul. Tiempo después, y tras conocer los secretos y maravillas del Viagra, aumentó el número de infidelidades en hombres y mujeres que comienzan a dar sus primeros pasos en la tercera edad.

Estadísticas que hablan por sí solas

Un estudio realizado por el psiquiatra norteamericano David Atkins sobre el comportamiento de las personas en edades segmentadas y su relación con la infidelidad, determinó que el engaño de las parejas ha ido en aumento en los últimos 19 años, sobre todo, en los mayores de 60 años. De acuerdo a una encuesta nacional realizada en los Estados Unidos, el número de hombres infieles de la tercera edad pasó a ser del 20% (en 1991) a 28% en el último año.

En Nueva Zelandia, Annie Potts, profesora de sexología de la Universidad de Canterbury, revela que este medicamento ha sido bueno para el mejoramiento del sexo en la pareja, y a su vez sirve como "imán" para tener más relaciones con otras mujeres.

"El Viagra es el primer medicamento surgido para el tratamiento de la disfunción eréctil. Está compuesto por sildenafil, sustancia que actúa como inhibidor de la fosfodiesterasa (PDE). Su función es la de producir la erección a través del aumento de la cantidad de flujo sanguíneo al miembro masculino, junto con el estímulo sexual. Actualmente, 50 millones de hombres hacen uso del Viagra para el tratamiento de la DE."

¿El viagra tiene la culpa?

Atkins argumentó que el creciente número de hombres infieles de 60 está relacionado con el desarrollo y efectividad del Viagra como solución para trastornos de disfunción eréctil. Incluso, señaló que la cifra de engaños coincide con la aparición de la pastilla más famosa del sexo, en 1998.

El urólogo Alonso Acuña concuerda con el pensamiento de Atkins sobre esta hipótesis y dice: "No hay dudas de que existe una relación entre el viagra y el comportamiento infiel de los mayores".

Su conclusión está basada en otro muestreo sobre mayores de 40, con resultados similares a los de Atkins: sobre 800 pacientes, el 48% admitió su infidelidad, mientras que el 80% reconoció tener una relación estable con otra pareja diferente a la de su matrimonio durante más de cinco años, gracias del poder y seducción que despierta el Viagra. Estos datos nos hacen pensar que esta famosa píldora puede estar provocando además de muchas erecciones potentes y nuevas en personas mayores de edad, algunos otros dilemas, ¿tal vez? ¡Qué potencia la del Viagra!